Buscar
  • Sandra Mendizábal

El valor del acompañamiento extraescolar en el Perú




El Proyecto Educativo Nacional (PEN) plantea como objetivo prioritario tener oportunidades y resultados educativos de igual calidad para todos los niños del Perú. Es evidente que los esfuerzos por promover la educación tanto pública, como privada, necesitan de un empuje adicional. En ese sentido, las oportunidades de refuerzo o acompañamiento extraescolar, a modo de tutorías o actividades extracurriculares, son muy beneficiosas para concretar los aprendizajes de los niños. Los alumnos que reciben apoyo logran aumentar su rendimiento significativamente, pues no solo reciben una educación más personalizada, sino que aprenden a estudiar de acuerdo a sus necesidades de aprendizaje y los motiva a desarrollar todo su potencial. Por ello, es una herramienta útil para mejorar la calidad del aprendizaje, particularmente en sectores donde los niños tienen menor acceso a otro tipo de herramientas para complementar su educación.


Más allá de la teoría, la existencia de programas estatales como la Estrategia Nacional de Soporte Pedagógico del MINEDU reafirman la importancia de aplicar este tipo de acompañamiento a niños y jóvenes a lo largo del país para ampliar sus oportunidades. Es sobre esta base que nacen proyectos como Kantaya y Superminds, buscando crear aplicaciones innovadoras del concepto de acompañamiento para dar un mayor empuje a elevar la calidad de la educación en el Perú.


Kantaya es una organización que da una educación de calidad, soporte emocional y seguridad a niños en primaria de zonas vulnerables. En una entrevista con sus fundadoras, Yessica Flores y Fabiola Portocarrero, nos contaron que esta iniciativa surgió hace 15 años tras identificar necesidades y carencias de la educación en el Perú. “Tenemos 3 centros donde los niños van después del colegio de lunes a sábado y gracias a ellos, hemos logrado que el 67% de los niños de Kantaya tenga acceso a estudios superiores. Estamos logrando que el 74% de los chicos de Kantaya logre habilidades de comprensión de lectura y 70% desarrolle habilidades numéricas a través de una currícula educativa propia”. La clave de estas mejoras en los resultados de aprendizaje es el apoyo, no solo académico, sino también emocional. En sus planes de refuerzo extraescolar le dan importancia al desarrollo de habilidades blandas, a través de talleres de liderazgo o mindfulness, y brindan experiencias vivenciales (visitas a museos, empresas, universidades, etc.). De esta forma, consiguen que puedan seguir siendo niños con sueños, sin preocuparse solo por sobrevivir. Les dan un futuro diferente y un cambio de mentalidad sobre lo que pueden alcanzar. “El hecho de tener un espacio para ir después del colegio, donde los acompañen emocionalmente, motiven, estimulen y eduquen, hace que se sientan parte de algo”, comenta Yessica.


Otra iniciativa que contribuye a mejorar los niveles educativos en sectores más humildes es Superminds. Esta es una plataforma digital que conecta alumnos de educación superior con niños y jóvenes en etapa escolar que necesitan refuerzo estudiantil a través de una metodología que combina el factor humano y el factor de juego. Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Daniela Chiang, co-fundadora de Superminds. Ella nos contó que aproximadamente el 60% de los niños de colegios privados en el Perú necesitan refuerzo académico para pasar el año escolar. Esto hizo que ella y su co-fundadora, Ana Paula Dianderas, entiendan que el sector público también se beneficiaría de la oportunidad de recibir refuerzo escolar. “Entonces nos preguntamos cómo hacer para eliminar este factor de suerte de la ecuación y hacer que nuestro país sea un Perú lleno de oportunidades para todos”, nos comentó Daniela. Así, crearon un modelo de negocio en el que cada clase privada auspicia a un niño en situación de vulnerabilidad, para que reciba la misma clase, con la misma metodología y que este niño mejore sus notas, termine la secundaria y se vuelva tutor de Superminds, generando ingresos que son 5 veces más que un salario promedio y transformando sus vidas. Así, sus primeras tutorías gratuitas fueron en el balneario de Santa Rosa y poco a poco se expandieron con la ayuda de la Municipalidad de Lima y el MINEDU. De esta forma, Superminds logra cambiar vidas, una clase a la vez.


En el contexto del COVID-19 y el aislamiento social, se realza aún más el papel primordial del refuerzo escolar, ya que la iniciativa del Estado “Aprendo en casa” requiere que los niños se autogestionen y esto puede limitar el logro de los aprendizajes necesarios. Tanto el trabajo de Kantaya, como el de Superminds, se enfrentan al reto de la falta de conectividad a internet y al atraso en los procesos de aprendizaje generados por la educación no presencial. En el caso de Superminds, se creó la iniciativa “Educación sin barreras”. Convirtieron los cuadernillos de trabajo del MINEDU en pequeñas presentaciones con juegos para que los niños puedan aprender de la mano con un tutor de forma gratuita, a través de una línea de teléfono. Esta iniciativa ya no solo se da a nivel colegios, sino también apoyando a ONGs como la Casa Ronald Mc Donalds. Para poder darse a basto, han tenido que abrir líneas de apoyo adicionales y líneas de trabajo corporativo. Por otro lado, Kantaya ha tenido que cerrar los centros extracurriculares y reinventarse, primero, mediante la campaña “Alimenta a una familia Kantaya”, con la cual aseguran que los niños estén bien nutridos como punto de partida para el aprendizaje. Además, ahora reparten fichas con planes de trabajo una vez al mes y usan Whatsapp como medio de conexión con los papás y niños, por medio de videos y notas de voz que explican los contenidos de las fichas. De esta forma dan herramientas que los padres pueden replicar para apoyar a sus hijos con las lecciones de la iniciativa del Estado “Aprendo en casa”.


El papel del refuerzo extraescolar en nuestro país es primordial, al permitir un aprendizaje adecuado y personalizado para cada alumno, considerando no solo la parte académica, sino emocional de los niños. Este apoyo integral reduce el número de desaprobados y la tasa de deserción escolar, al ayudar a los alumnos que se estancan y desaniman por no entender lo que les enseñan en sus colegios. Fomenta la confianza y hace que se sientan motivados, al ser los protagonistas en su propia educación. Contextos como el actual realzan la necesidad por apoyo extra para los niños. Este acompañamiento puede ayudar a alcanzar la meta de tener oportunidades y resultados educativos de igual calidad para todos. Por eso, es necesario difundir y contribuir con iniciativas como las de Kantaya y Superminds, para lograr un país que le de oportunidades a todos nuestros estudiantes de superarse a sí mismos.


Fuentes:


¡Puedes apoyar a las iniciativas mencionadas en el artículo haciendo click en sus nombres y difundiendo sus proyectos en redes sociales!


102 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
¡dona ya!